Todo aquello que las personas más vulnerable por edad; sexo o discapacidad y de escasos recursos requieren para subsanar sus necesidades más inmediatas con el fin de tener un desarrollo sano y digno, artículos como alimento, ropa, calzado, medicinas, útiles escolares, equipos de cómputo, productos de higiene personal entre otras cosas.
De igual manera, los productos y mobiliario excedentes o próximos a destruirse y que estén en buenas condiciones.