martes, 19 de noviembre de 2019

DÍA INTERNACIONAL DEL HOMBRE


El 19 de noviembre se conmemora el día internacional del hombre, como iniciativa que pretende poner énfasis en el bienestar de los hombres, así como en los problemas de discriminación y para mejorar la igualdad entre todos los seres humanos, independientemente de su sexo.

Establecido en 1992 por el profesor Thomas Oaster, de la Universidad de Missouri-Kansas (UMKC). La UNESCO apoyó esta iniciativa con la finalidad de marcar la equidad entre géneros. También otros organismos dependientes de la ONU, como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lo tienen en cuenta​ y organizan actividades.

Pero, pese a lo anterior y a que entidades como la OMS reconocen que debe incluirse la temática de la equidad y salud del hombre en la agenda, hasta el momento el apoyo no se ha concretado oficialmente ni de forma masiva. Esa es una de las razones por la que este día posee un nivel de reconocimiento aún mucho menor.

Y así como hay números de mujeres y su maltrato, también los hay de hombres y la ONU los descifra así:

  • En el 76 % de lo suicidios ocurridos en el mundo, son los hombres quienes lo cometen.
  • El 85 % de las personas que no tienen un hogar y viven en las calles, son hombres.
  • El 70 % de las victimas de homicidio o muerte violenta, también son hombres.
  • Un hombre tiene 34 veces más posibilidades de recibir una condena más larga tras haber cometido un delito igual al que comete una mujer.
  • El 40 % de las victimas de violencia doméstica son hombres, pero no denuncian ni se visibilizan por temor o verguenza.


Los «6 pilares» del día internacional del hombre son:


  • Promover modelos masculinos positivos; no solamente estrellas de cine y deportistas, sino también hombres de la vida cotidiana, de clase trabajadora, que viven vidas dignas y honradas.
  • Celebrar las contribuciones positivas de los hombres a la sociedad; a la comunidad, a la familia, al matrimonio, al cuidado de los niños y el medio ambiente.
  • Centrarse en la salud y el bienestar de los varones; en lo social, emocional, físico y espiritual.
  • Poner de relieve la discriminación contra los hombres; en las áreas de servicio social, en las actitudes y expectativas sociales, y la legislación.
  • Mejorar las relaciones de género y promover la igualdad de género.
  • Crear un mundo más seguro y mejor, donde la gente puede estar segura y crecer para alcanzar su pleno potencial.